El Nateemamu y la identidad Shuar: una visita al territorio Mura – Tawasap

Alirio Duque / Casa Panche

Los Shuar son un pueblo guerrero milenario que habita en la selva amazónica y que no pudo ser conquistado por la vía militar por ningún imperio. Ni los incas ni los españoles lograron someterlos por la fuerza y en la actualidad son reconocidos como una de las fuerzas vivas del movimiento indígena ecuatoriano.Su territorio se encuentra ubicado hacia el suroriente ecuatoriano y norte del Perú. Los Shuar, como los Awajun, Wampis y Achuar pertenecen a la misma familia lingüística jivariana. En el caso de la comunidad de Tawasap’ (corona de plumas que utilizan ancestralmente las autoridades de la comunidad) su linaje viene de la mezcla entre Kantuash y Mura Shuar. Pueblos de Valle con los de montaña.

El abuelo Wajuyat y la abuela Yaún fueron los forjadores del actual territorio y sus hijos Ambrosio Tzamarent, Shakai, entre otros, fueron los que sembraron la cultura y la identidad de la comunidad de Tawasap´.

Dentro de estas costumbres siempre ha existido el Nateemamu, una celebración especial con Nateem, Ayahuasca o Yagé, como se le conoce en diferentes regiones amazónicas, y busca la integración entre hermanos; el compartir experiencias entre sus asistentes; la purificación y la fortaleza espiritual para continuar el camino de la vida.

En Mura, la montaña sagrada de Tawasap’, donde viven los espíritus de los ancestros, es el lugar escogido cada año para convocar a hermanos y hermanas de diferentes culturas y nacionalidades indígenas, tanto del Ecuador, como del extranjero a esta celebración. Como bien lo dice Tzamarenda Naychap, mensajero de la comundad: “Para este ritual hemos abierto las puertas al mundo. Para que nos vean, para que nos conozcan y nos respeten”.

Actualmente Tawasap’ enfoca sus esfuerzos a multiplicar el conocimiento y la sabiduría de su comunidad; sin perder la identidad. “Queremos seguir siendo Shuar y no estar sujetos a ningún gobierno, Estado o farmacia”. De esta manera definen su autonomía e independencia frente a las políticas foráneas.

Para Tzamarenda, ser Shuar es ser práctico: “Vivir sin alejarnos de nuestra identidad, nuestra cosmovisión; sin copiar modelos y bajo la orientación de nuestros mayores, como pensaban nuestros abuelos. Sólo tenemos que fortalecer, pero tenemos nuestras bases en el pensamiento y la cultura ancestral”.

Este fue el mensaje del Nateemamu. “!Ishamkaip Kakaram Ajasta¡” Repitió el mayor Wisum, líder y orientador espiritual de la comunidad. “Sé fuerte y no tengas miedo”, nos recalcaron todo el tiempo durante nuestra estadía en su territorio. Además de su filosofía de la libertad: “El hombre nace libre, vive libre y muere libre”, nos compartía Tzamarenda.

Libertad, fuerza y coraje fue el mensaje trasmitido a todos nosotros, los visitantes a su territorio ancestral; hermanos y hermanas de Estados Unidos, México, Brasil y Colombia, compartiendo con Kichwas, Shuar, Achuar y Tawasap.

El Ritual del Nateemamu
Existen muchas maneras de acercarse al conocimiento ancestral. Sobre todo en la Amazonía donde actualmente conviven cerca de 400 pueblos con una riqueza cultural y ambiental invaluable en 10 millones de kilómetros cuadrados de selva.
En el caso de los Shuar, su forma de compartir el conocimiento es direccionada con unos horarios establecidos y unas actividades diarias que realizar. Baño en el río Yawints (saladero de animales) a las cinco de la mañana, ayuno todo el día, recolección de leña, participación en los juegos tradicionales Shuar y por último concentración en el círculo de los ancestros a partir de las cinco de la tarde, el cual es momento de total concentración.

Habrán muchas reflexiones sobre lo que pasó ese 8 de enero de 2011 en Mura – Tawasap, pues cada ser es un universo. Pero lo que pude captar de todo el grupo fue un consenso en la fuerza del ritual. El manejo del círculo siempre y el beber Nateem hasta el atardecer, fue una experiencia muy fuerte.

Una especie de cataclismo interno para llegar a la reflexión profunda. Pero se requiere de mucha concentración y de tener unas bases en esta ciencia para diferenciar los preconceptos a la exploración del conocimiento.

En el momento del consumo del Nateem podemos pasar por múltiples estados y visiones. Muchas veces reflejamos nuestros miedos y nuestros delirios de grandeza. Por un momento tenemos que mirar hacia adentro y reconocernos con nuestros errores y virtudes.

Cada reflexión es personal. Pero lo importante del Nateemamu es el rescate del pensamiento ancestral de los pueblos milenarios. Sobre todo en tiempos de incertidumbre y de aniquilamiento de la diversidad cultural, de la vida misma. La constante amenaza a los pueblos libres de la Amazonía es una muestra de lo anterior y frente a lo cual los Shuar de Tawasap’ mantienen su plan de vida milenario —su lucha histórica por reexistir— que los hace fuertes y perdurables en el tiempo.

El Nateemamu fue más que un simple ritual. Fue el intercambio de experiencias y conocimientos donde también tuvimos la oportunidad de hacer un recorrido de las plantas medicinales por el jardín botánico Shuar y de conocer una de las cascadas sagradas donde fuimos a ver a Arutam (Dios).

DESCARGAR REVISTA EN PDF (11 Mb)

3 pensamientos en “El Nateemamu y la identidad Shuar: una visita al territorio Mura – Tawasap

  1. Pingback: Descarga la nueva revista reexistente, julio 2011 |

  2. MUY BIEN, UN APRENDER DIFERENTE, SALUDOS

    Me gusta

  3. Felicitaciones hermano siga adelante..Antuk

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s