Aline Sitoé Diatta, la reexistencia que floreció con la lluvia

1 comentario

aline x saja

Por Adriana Quiñones-León / Ilustración x Saja

Parte I

En esta oportunidad hablaremos de una historia que ocurre en África, al otro lado del Atlántico, pero que pese a su distancia tiene mucho que ver con nosotros, no sólo porque hace parte de la herida colonial que aquí y allá a veces parece tan lejos de cerrase, sino porque los mensajes de su protagonista continúan hoy tan vigentes como en aquel entonces.

La historia de nuestra sujeta revolucionaria Aline Sitoé Diatta, se mezcla con la de un pueblo que hizo frente a todas las caras del poder colonial, los diola o ajamaat, una comunidad indígena que tiene una larga historia de resistencia.

Ellos llegaron a Senegal, a la Baja Casamance, desde Gambia, huyendo de los alcances del reino de Kaabu y de la esclavización que alimentaba la trata trasatlántica. Comercio inhumano  que acechó a millones de personas desde la llegada de los portugueses en el siglo XV a las costas del occidente africano, dando inicio a una larga y dolorosa diáspora.

La Baja Casamance es una vasta región cubierta de bosques  y manglares por los que cursan números y caudalosos ríos como el río Gambia, el río Casamance, el río Cacheu, el río Ziguinchor o el río Geba en su trayecto hacia el atlántico.

Los diola, son la población mayoritaria en esta región que emerge entre las aguas. También están presentes en parte de  Gambia y Guinea, pues como sabemos las fronteras actuales de los países africanos fueron establecidas por los colonos a partir de intereses foráneos de expoliación, intereses que se impusieron con el horror colonial a los indígenas habitantes de estas tierras.

Aline Sitoé nació hacia 1920 en Kabrousse -Baja Casamance, en el seno de una familia diola. Vivirá parte de su infancia con su madre Silisia Diatta, su padre Assonelo Diatta y su hermana mayor. La situación de la familia Diatta no era la mejor, a consecuencia de la pobreza y la exclusión sembradas por los galos en la región.

Siendo aún una niña, su padre muere y la pequeña  Aline es trasladada al cuidado de su tío paterno Elaballin Diatta, en cuya casa continúan las condiciones precarias de vida, acentuadas por nuevos impuestos y  por la presión a la que estaban sometidos los diola por la administración colonial francesa.

Pero no siempre fue así, los ancestros de Aline vivían en tranquilidad, hasta que en 1645 los portugueses establecieron la factoría comercial de Ziguinchor en la Baja Casamance. A partir de ahí volverá el asedio y la amenaza colonial, que se acentúa cuando Portugal cede a Francia  Ziguinchor y empieza varios intentos por expandir su ilegítima posesión territorial encontrando a su paso la resistencia de los diola.

Entonces Francia desplegará una agresiva campaña bélica, enviando tropas de soldados a atacar a los pobladores nativos sin distinción de hombres, mujeres, niños o ancianos. La penetración militar francesa  era acompañada de un proceso de cristianización que encontraría un fuerte rechazo, no sólo por parte de los diola, sino también por legiones musulmanas, de las que destacan líderes como Fode Kaba  y que aglutinaban en otras partes de Senegal a pueblos como los wolof, los bereberes, los mandinga  o los fula contra el avance de Francia.

Como otros, el pueblo de Aline, que antes vivían de la pesca y de una variada producción agrícola, es obligado mediante la intimidación del látigo, el fúsil  y la cárcel, a dejar sus cultivos tradicionales y destruir parte de sus bosques sagrados,  para sembrar en ellos cacahuates y a entregar las cosechas, reservadas a la exportación y a la producción de aceites, jamás a contribuir a la alimentación de quienes labraban la tierra.

Ya a sus 15 años la valiente y soñadora Aline Sitoé Diatta, decide irse a Ziguinchor donde encuentra trabajo como estibadora. Ahí, las condiciones laborales de su oficio cargando y descargando mercancía en el puerto, eran muy duras. Tales dificultades precipitaron un ataque de poliomielitis cuyas secuelas la acompañarían de por vida.

Aline, paulatinamente empieza a profundizar en las prácticas animistas ancestrales de su pueblo, aquellas que la colonización pretendía remplazar con el cristianismo. Más adelante en 1939, con su primer esposo Tomasse Diatta, tiene una hija a la que  llama Seynabou Gnawless Anne Marie Diatta.

Posteriormente Aline viaja a Dakar, en busca de mejores  condiciones de vida, pero vuelve a encontrar  como una sombra en acecho  la injusticia del yugo colonial. Tomasse ya trabajaba en el puerto de Dakar y Aline consigue trabajo como empleada doméstica en la casa de un comerciante francés,  hasta que en 1941 algo detonó en su corazón, pues una tarde, paseando  por el mercado de Sandaga, en Dakar,  dice Aline haber escuchado una voz que le habló para pedirle dos cosas: Aline, regresa a tu tierra natal!  Aline, libera a tu pueblo de los franceses!

Luego de varios episodios similares Aline se convencerá  de regresar a la Baja Casamance. Ya fuera una voz divina o un llamado de su conciencia, lo cierto es que una vez en su natal Kabrousse Aline inicia un movimiento de desobediencia civil  y de objeción de conciencia sin precedentes, el cual pese a la distancia, alcanza a mirarse en el tiempo con la resistencia que lideraba Gandhi contra la presencia colonial de Inglaterra en la India. Podemos decir que muchos de sus actos transcurrieron paralelamente sin conocer el uno del otro.

 

Continuará…

***

Autor: reexistencia

«Las elecciones pasan, los gobiernos pasan. La resistencia queda como lo que es, una alternativa más para la humanidad y contra el neoliberalismo. Nada más, pero nada menos» Subcomandante Insurgente Marcos

Un pensamiento en “Aline Sitoé Diatta, la reexistencia que floreció con la lluvia

  1. Pingback: Aline, la reexistencia que floreció con el agua |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s