El papel de los medios de comunicación en La Revolución Bolivariana

Deja un comentario

Por Cristofer García
Los medios de comunicación en el escenario mundial, han sido un arma fundamental dirigida desde los laboratorios de guerra mediática por parte del imperialismo con los propósitos emprendidos desde desestabilizar, engañar, manipular y hasta de promover la cultura capitalista basada en el consumo en exceso, simplemente, es la herramienta perfecta utilizada por el sistema para imponer su dominio sobre el planeta.

La manipulación sobre las masas se ha caracterizado en lo cotidiano de los medios de comunicación social a nivel mundial, debido al pretexto de mantener informada o entretenida a la población, creando situaciones irreales como por ejemplo: desde la supuesta toma de la Plaza Verde en Trípoli, hasta la polémica llegada a la luna por parte de EEUU.

Para el humano es lógico creer en lo que ve o escucha, en el caso de la televisión: ¿cómo no creer en algo que se está viendo o escuchando por un receptor? Simplemente se trasmite la información que las corporaciones mediáticas les parece conveniente que las masas sepan, sean esta verdad o no.

En el caso de Venezuela, todos los medios de comunicación en especial los privados han sido fundamentales en el escenario político del país, ya que, los mismos han sido elementos con que se ha valido la oligarquía nacional para desestabilizar, tal es el caso de las conspiraciones por parte de las empresas de comunicación en el golpe de Estado efectuado en el 2002 y en las “Guarimbas” llevadas a cabo a principios del 2014 con las tergiversaciones establecidas de algunos medios impresos y electrónicos con el tema de imágenes falsas de supuestas represiones a estudiantes sucedidas en Venezuela.

Los medios internacionales y medios privados nacionales

¿A que se deben los reiterados ataques mediáticos de las corporaciones de la comunicación privados en contra de La Revolución Bolivariana? Solo cumplen un papel contrarrevolucionario auspiciado por los sectores reaccionarios que buscan la caída de la revolución y el retorno de la oligarquía al poder político.

Simplemente son medios palangristas, sus lineamientos se basan en la manipulación y tergiversación de cierto modo de la información adaptándolos a sus intereses propios para que entre el juego del factor psicológico entre las masas, generando así un desequilibrio emocional en la sociedad, inoculando necesidades fundamentadas en crear zozobra, angustia, desesperación y estrés.

Con la cuestión del tema económico en Venezuela, algunos medios privados han hecho un festín propagandístico. Ha sido la pauta constante para desprestigiar el sector opuesto, en este caso, al gobierno liderado por Nicolás Maduro. Prácticamente es una lucha persistente entre ataque y contraataque comunicacional de los dos sectores políticos del país reflejados en los medios de comunicación del Estado contra la maquinaria mediática privada o viceversa, para mostrarle a la población una “verdad” o información según los intereses de cada sector.

¿Es posible que los medios de comunicación en Venezuela sean imparciales? Desde que se aprobó la Ley Orgánica de Hidrocarburos, la ley de pesca y la de tierra, empezaron las conspiraciones por parte de la derecha nacional e internacional en complicidad con el imperialismo yankee en contra del gobierno para aquel entonces liderado por Hugo Chávez Frías. Claro ejemplo, obedece la labor emprendida por los medios de comunicación nacional como son: RCTV, Televen, Venevisión, Globovisión, El Universal, El Nacional, entre muchos otros, en conjunto con medios internacionales como es el caso preciso de CNN y algunos medios de España; en los acontecimientos pre, mediante y post del golpe de Estado de abril del 2002.En la actualidad algunos medios de los mencionados anteriormente siguen con su labor de ataques constante al gobierno; considerando la reunión sostenida por el Estado con los representantes de algunos canales televisivos a principios del año 2014, que generaron algunos cambios en la parrilla de programación y de personajes en los medios televisivos tanto privados como públicos. En el caso de los privados, ha existido alguna moderación en sus contenidos y líneas editoriales, que han reducidos en cierto modo los ataques hacia el gobierno en comparación con otros años.

Considerar la existencia de parcialidad en los medios de hoy en día en Venezuela no es factible, cada sector político del país, tonto la oligarquía como la burocracia estatal tienen sus medios de difusión masivos, sean audiovisuales, auditivos, electrónicos y escritos, donde emplean todo el material informativo según los criterios editoriales acorde a cada condición política.

La prensa en cierto modo más que la propia radio sigue siendo bastión de la derecha para atacar a la revolución bolivariana, entre ellos podemos encontrar: El Nacional, El Universal, Tal Cual, entre otros diarios, inclusive del ámbito regional-estatal, que son utilizados cómo armas mediática por los sectores reaccionarios, pero la diferencia de la prensa en comparación con otros medios de comunicación, es que, esta está sectorizada según el tipo de “target”, ya que, las prensas mencionadas anteriormente, son especialmente leídas por la clase media, pequeña y gran burguesía, por sus condiciones de clases, siempre estas han sido del sector opositor al gobierno bolivariano, muy poco hay que convencer allí; por eso, partiendo de ahí, “El Nacional” sacó el diario “El Propio” con contenido reaccionario y en el lenguaje coloquial de la clase trabajadora, siendo el canal ideal que han tomado los sectores mediáticos para inyectar su veneno al sub-consiente del pueblo trabajador, debido a que ahí está el voto duro del chavismo.

Los medios del Estado

La tarea primordial de los medios de comunicación del Estado es el de difundir los logros obtenidos por la Revolución Bolivariana a toda la población en general, debido a que los mismo no son divulgados por los medios privados de la “información”, ya que ellos buscan por el contrario desinformar a la sociedad sobre los acontecimientos del ámbito social, cultural, deportivo, entre otros, que son llevado a cabo por el gobierno bolivariano, y que han beneficiado a millones de personas en estos 15 años.

La labor del SIBCI es fundamental en el escenario social y político llevado a cabo en Venezuela y parte del mundo, la lucha contra toda una maquinaria de manipulación expresada en los diferentes medios nacionales e internacionales es ardua y extensa.

Los medios de comunicación del Estado venezolano pretenden romper con ese paradigma comunicacional empleado en los diferentes medios a nivel mundial, ya que estos solo se basan en una línea editorial asentada en la alienación, debido a que su objetivo primordial es adoctrinar a las masas con programación fundamentada en consumo, falsas informaciones y demás.

Existen más de 16 medios de comunicación que corresponden al Sistema Bolivariano de Comunicación e Información, de los cuales 6 corresponden al tipo audiovisual, entre ellos Venezolana de Televisión (VTV) que es la más sintonizada por las filas chavista, por ello, es bastión comunicacional del gobierno.

¿Cuál es la función del SIBCI? Si de tantos medios en poder del Estado, todos se basan en una misma línea editorial, emanada desde el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MINCI), ente encargado de regular todos los medios públicos; sin embargo esta regulación en cierto modo no permite contenidos fundamentados en crítica y autocritica dentro de la propia gestión revolucionaria. Considerando que hasta el mismo Hugo Chávez mencionó en reiteradas ocasiones que la autocritica más bien fortalecía a la revolución, ya que lograba encontrar los errores que se estaban cometiendo dentro del propio proceso para así lograr solventarlo y reimpulsar nuevamente la revolución.

Como comentamos anteriormente respecto a los cambios en las parrillas de programación dentro de los medios tantos públicos como privados, consideremos en este caso a los medios públicos, debido a que se ha notado en el último año grandes cambios en la programación que abarcan desde casos de censuras hasta las salidas del aire de diversos programas con contenidos críticos o radicales, como son el caso de los moderados por Mario Silva, Toby Valderrama, Nicmer Evans, Rosa Natalia, Vladimir Acosta, Alberto Nolia, entre muchos otros.

No se debe callar ni mucho menos vetar en un escenario revolucionario a diversos actores por expresar opiniones diferentes al expuesto según el lineamiento establecido por el ente máximo, debido a que en un país proclamado en vía hacia el socialismo es importante considerar las opiniones críticas emanadas inclusive desde las propias bases, que al final son ellos los que mantienen a flote a la revolución y, además sienten las penurias que vive la sociedad con la cuestión de la guerra económica.

Medios comunitarios y alternativos

La labor de los medios comunitarios y alternativos es de gran importancia dentro de La Revolución Revolucionaria, claro ejemplo obedece al escenario presentado en los días del golpe de estado del 2002, ya que eran los únicos que llevaban información precisa acorde a los acontecimientos sobre el secuestro del presidente Chávez y el golpe llevado a cabo por parte de la oligarquía, debido al cierre y la toma de los medios del Estado para esa fecha por parte de la derecha.

Se debe establecer medios comunitarios en cada localidad, en cada sector y en cada parroquia de todos los estados del país, donde su programación se base de contenidos revolucionarios, críticos y combativos, sin regirse bajo ningún lineamiento de ningún ente, porque de nada valdría, sería en cierto modo más de lo mismo, ya que recordemos que estos medios son herramientas de lucha, para enfrentar cualquier intento de sabotaje comunicacional que emprenda la contrarrevolución venezolana, y por ello es fundamental una línea independiente, fuera de la mano Estatal, ya que en un hipotético gobierno de derecha estos medios pasarían a sus manos y controlarían toda su programación acorde a sus intereses.

Fuente: Rebelion.org

Autor: reexistencia

«Las elecciones pasan, los gobiernos pasan. La resistencia queda como lo que es, una alternativa más para la humanidad y contra el neoliberalismo. Nada más, pero nada menos» Subcomandante Insurgente Marcos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s