La semana de la indignación: Llamamiento al pueblo colombiano

Deja un comentario

Asistimos en la presente etapa a un proceso de ascenso de la lucha social en Colombia, a partir de los acumulados y niveles de resistencia del pueblo, en la perspectiva de fortalecer la construcción colectiva de acciones unitarias; siendo esta aspiración política asumida por la Marcha Patriótica, el Congreso de los Pueblos y la Coalición de Movimientos y Organizaciones Sociales de Colombia – COMOSOC, como parte de un torrente de unidad popular que hoy se gesta en Colombia.

Hoy, los tres procesos nacionales hemos entendido la urgente necesidad de transitar caminos de unidad, como dinámica convergente que refrende el fortalecimiento del movimiento social y político en nuestro país, haciendo un llamado a todo el conjunto de las expresiones populares y democráticas a acompañar los esfuerzos unitarios proyectados en la Coordinación Nacional de Organizaciones y Movimientos Sociales y Políticos, fortalecida en el Encuentro Nacional de Unidad Popular, que convocó de la Semana de la Indignación.

La puesta en marcha de iniciativas de los diversos procesos sociales, es el componente central de la Semana de la Indignación que acoge como consigna central de todas las acciones de movilización y protesta: “VAMOS POR LA PAZ CON UNA AGENDA SOCIAL”. Es necesario determinar y valorar los esfuerzos y compromisos de procesos en lucha a partir del reconocimiento y respeto de las diversas iniciativas, en el marco de la construcción de confianzas y del correspondiente acompañamiento de las apuestas de la lucha social.

En ese mismo orden de ideas los tres procesos nacionales asumimos que frente a los nuevos desarrollos de la situación nacional, avanzaremos en iniciativas de apoyo y acompañamiento al inicio de diálogos entre el Gobierno y las FARC-EP y nos movilizaremos para que se abran espacios con el ELN, en perspectiva de un proceso de paz que ponga fin al conflicto social y armado a partir de la superación de las causas estructurales que dieron origen a la confrontación, como tránsito a la paz con justicia social; sumando todos nuestros esfuerzos y compromisos con el conjunto de las iniciativas unitarias formuladas por las procesos y organizaciones que trabajan por la paz como escenario de confluencia que se articulan y reconocen en la RUTA SOCIAL COMUN PARA LA PAZ.

Invitamos a que entre los miembros de estos tres procesos se teja en todos los rincones del país un espíritu unitario, de solidaridad popular, de cooperación operativa y camaradería, que nos lleve a superar las prevenciones y tensiones que muchas veces no nos permiten dar saltos de calidad en nuestros procesos organizativos y políticos. Llamamos a nuestros activistas, procesos de base y diferentes espacios organizativos a que hagamos gala de generosidad y de tolerancia entre nosotros, dejando de lado lo que nos pueda separar y poniendo en un primer plano lo que nos une.

Llamamos al pueblo colombiano y a las organizaciones populares y políticas a que no nos dejemos absorber exclusivamente por el tema de la paz, mientras que el gobierno santista impulsa una agresiva agenda legislativa que va a decidir asuntos muy claves de la vida social y política del país, como la reforma tributaria, pensional, de salud, de consulta previa, fuero militar, electoral, etc. Debemos estar atentos a no permitir que la agenda neoliberal social y política del régimen transcurra tranquilamente hacia sus intereses, mientras pretende distraer toda la atención con un proceso de diálogos que claramente no resolverá todos los problemas que aquejan a los sectores populares victimizados por un modelo de sociedad y de estado que los condena a la exclusión económica, social y política.

Por lo anteriormente expuesto y denunciando la afectación en los aspectos sociales como la salud y la educación, por la aplicación de políticas arbitrarias del actual gobierno, la degradación de la guerra con bombardeos y ametrallamientos a la población civil, la disminución de la calidad de vida, la entrega de la soberanía nacional a las transnacionales, la creciente explotación minero energética que arrasa con el medio ambiente, la permanente y sistemática violación de los Derechos Humanos, la penalización y criminalización de la protesta social, los falsos montajes judiciales y las detenciones arbitrarias, el señalamiento y la estigmatización a las organizaciones sociales, consideramos como suficientes argumentos y razones para vincularse y participar en la SEMANA DE LA INDIGNACION a realizarse del 4 al 12 de octubre de 2012.

En tal sentido llamamos a que a partir de la Semana de la Indignación, iniciemos un proceso permanente de movilización y lucha para enfrentar todas estas estrategias de sometimiento y de ajuste neoliberal capitalista, hasta llegar a niveles de mayor coordinación y confrontación social desde la movilización y la construcción de agendas unitarias, que nos puedan llevar a realizar acciones más potentes y de mayor impacto para el 2013, y que puedan no solo frenar estas medidas de ajuste global que se imponen en nuestro país, sino que puedan configurar una gran unidad popular que haga avanzar el proyecto de país que los pobres de Colombia necesitan y se merecen.

MOVIMIENTO POLÍTICO Y SOCIAL MARCHA PATRIÓTICA

CONGRESO DE LOS PUEBLOS

COALICIÓN DE MOVIMIENTOS Y ORGANIZACIONES SOCIALES DE COLOMBIA – COMOSOC

Autor: reexistencia

«Las elecciones pasan, los gobiernos pasan. La resistencia queda como lo que es, una alternativa más para la humanidad y contra el neoliberalismo. Nada más, pero nada menos» Subcomandante Insurgente Marcos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s