Incendiado proyecto productivo en el Sur de Bolívar

Deja un comentario

Las organizaciones abajo firmantes, denunciamos con preocupación los siguientes hechos, que atentan contra el derecho a la alimentación y el ejercicio a defender los derechos humanos, así como amenazan la vida e integridad física de los miembros de la Corporación Sembrar y la Federación Agrominera del Sur de Bolívar – Fedeagromisbol.
HECHOS

El día 10 de Marzo de 2012, aproximadamente a las 11:45 AM, fue incendiado el proyecto productivo de soberanía alimentaria, de la Asociación de Paneleros de Rioviejo – Asopamir perteneciente a Fedeagromisbol, ubicado en el corregimiento de Hatillo del municipio de Río Viejo.

El incendio destruyó aproximadamente 200m2, acabando con el 80% de la construcción del trapiche comunitario. Así mismo fueron quemados cultivos de Yuca, coco, mango, guineo mafufo, maracuyá en producción y bosque.

El incendio fue producido, justo cuando el vigilante, acababa de salir a su hora de almuerzo. Un transeúnte, habitante del municipio, dio aviso de los hechos y de inmediato aproximadamente 30 personas de la comunidad, acudieron a controlar las llamas, no obstante de los daños ya ocasionados.

El proyecto productivo que se desarrolla en este municipio, ha sido financiado a la Corporación Sembrar y la Federación Agrominera del Sur de Bolívar como beneficiaria, con recursos del gobierno de Junta de comunidades Castilla la Mancha del Estado Español, a través de la Asociación Paz con Dignidad, así como con recursos de la Agencia Internacional Holandesa Stitch Ping Vluchteling, a través de la Consejería en proyectos, Project Counselling Service/PCS – Colombia.

Es de tener en cuenta que estos hechos se producen en momentos en que se instalaba la mesa de interlocución del Sur de Bolívar en el municipio de Arenal, con presencia del gobierno nacional, departamental y municipal, en donde se produjeron hechos que intentaron entorpecer la actividad que había sido reclamada durante muchos tiempo por parte de las comunidades agrupadas en la comisión de Interlocución del Sur de Bolívar.

De acuerdo a las averiguaciones y versiones de pobladores del municipio, estos hechos, no pudieron producirse por causas naturales. El contexto de señalamientos y estigmatización, en contra de líderes y lideresas pertenecientes a la ASOCIACIÓN DE PANELEROS DE RIOVIEJO-ASOPAMIR, a la FEDERACIÓN AGROMINERA DEL SUR DE BOLÍVAR y a la CORPORACIÓN SEMBRAR, ha sido constante y permanente, así como las amenazas en contra de su vida e integridad física.

En ese contexto, la Corporación Sembrar, denuncia públicamente, actos de intimidación que  han sido recurrentes en los últimos meses. La presidenta y representante legal de la Corporación Sembrar, ha sido víctima de nuevos hechos en su residencia. Cuando ha podido percatarse, ha sido ante el evidente accionar de hombres que han llegado hasta su lugar de habitación y sin disimulo alguno, han vigilado hacia dentro de la misma y que al ser descubiertos han abandonado rápidamente el lugar. Así mismo en varias oportunidades ha percibido el seguimiento en sus distintos recorridos, la mayoría de veces desde su residencia. Es de tener en cuenta que estos hechos tienen como antecedente una incursión violenta ocurrida su lugar de habitación el 14 de abril de 2011.

Así mismo, la Corporación Sembrar ha sentido un saboteo e interceptación de sus comunicaciones telefónicas y electrónicas; mensajes de textos enviados desde sus teléfonos a los integrantes del equipo de trabajo, resultan posteriormente enviados por terceros que no tienen conocimiento ni han intervenido en ello. Los correos electrónicos resultan marcados como leídos antes de ser abiertos. La interrupción permanente en sus comunicaciones celulares y la interceptación de sus teléfonos fijos.

Esta situación fue puesta en conocimiento en una reunión con la Dirección de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, el pasado 15 de febrero de 2012, en presencia de un delegado de la OACNUDH.

Así mismo, hemos conocido, que la Fiscal, MIRIAM MARTINEZ PALOMINO, Fiscal Quinta de la Unidad Nacional de Desaparición y Desplazamiento Forzado de Cartagena, ha hecho señalamientos extraprocesalmente, anunciado investigaciones en contra de líderes del municipio de Río Viejo, justamente contra miembros de la ASOCIACIÓN DE PANELEROS DE RIOVIEJO-ASOPAMIR, porque según ella, líderes de la asociación “trabajan con una organización no gubernamental que hace parte de la guerrilla”, así como de las ONG que los acompañan. Sembrar es una de las organizaciones que ha venido acompañando este proceso comunitario.

La fiscal, MIRIAM MARTINEZ PALOMINO, es la misma fiscal, que mediante decisión de fecha 11 de noviembre de 2011, ordenó entre otros aspectos, el archivo de las diligencias que conocía por el delito de desplazamiento forzado de la comunidad de la Hacienda las Pavas del municipio del Peñón.
En la misma decisión, dicha fiscal solicitó se compulsaran copias para que se investigara la responsabilidad de tres directivos de la Asociación de Campesinos de Buenos Aires – ASOCAB por el delito de rebelión, así como por fraude procesal a las organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales que han acompañado el proceso de retorno de la comunidad agremiada en ASOCAB, dentro de las cuales se encuentra la Corporación Sembrar.

Que esta providencia, se caracteriza por su contenido irrespetuoso e irresponsable, utilizando una gran cantidad de adjetivos, además de endilgar conductas punibles de manera a priori e insensata contra los lideres/as y defensores/as de derechos humanos que actúan en la región, elevando con ello el riesgo a sus vidas e integridad física, en un contexto de alto conflicto como el que se afronta en el Sur de Bolívar.

Este tipo de hechos, en contra de proyectos comunitarios, pareciera volverse una práctica encaminada a generar temor y zozobra en la población. El día 23 de enero de 2011, terminada la consulta popular para definir la creación de nuevo municipio, fue incendiada la sede de la ASOCIACIÓN DE CAMPESINOS DE BUENOS AIRES – ASOCAB, enramada construida a manera de salud comunal. ASOCAB, es unan organización campesina del Sur de Bolívar, que actualmente se encuentra en un conflicto jurídico por la titularidad de la hacienda Las Pavas ubicada en el municipio del Peñón con las empresas C.I. TEQUENDAMA y APORTES SAN ISIDRO.

La quema del proyecto comunitario del municipio de Río Viejo, se desarrolla en un contexto de asesinatos, amenazas, reordenamiento y fortalecimiento de estructuras paramilitares que actúan en Río Viejo y en toda la región del Sur de Bolívar.

Solicitudes

– A la Unidad Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la Nación se investiguen los hechos denunciados a fin de establecer
las causas y responsables del incendio ocurrido en contra del proyecto productivo de la ASOCIACIÓN DE PANELEROS DE RIOVIEJO-ASOPAMIR
perteneciente a Fedeagromisbol, ubicado en el corregimiento de Hatillo del municipio de Río Viejo.

– Se proteja la vida e integridad física de los miembros de la Corporación Sembrar y Fedeagromisbol, beneficiarios de medidas cautelares por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Bogotá, Marzo de 2012

CORPORACIÓN SERVICIOS PROFESIONALES COMUNITARIOS SEMBRAR

FEDERACIÓN AGROMINERA DEL SUR DE BOLÍVAR

CAPITULO REGIONAL  DE VÍCTIMAS SUR DE BOLÍVAR, SUR DE CESAR Y CATATUMBO -MOVICE

Autor: reexistencia

«Las elecciones pasan, los gobiernos pasan. La resistencia queda como lo que es, una alternativa más para la humanidad y contra el neoliberalismo. Nada más, pero nada menos» Subcomandante Insurgente Marcos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s