Graves imputaciones de altos mandos del DAS tienen cercado al ex presidente Alvaro Uribe Velez

Deja un comentario

Por declaraciones de altos Mandos del DAS: Según palabras del doctor Peñate, la información era requerida por Álvaro Uribe”: Martha Leal”. La ex subdirectora de operaciones del DAS declaró ante la Fiscalía que ex directores de ese organismo pedían información de la oposición por requerimiento del ex presidente Álvaro Uribe. El testimonio fue dado a conocer por Caracol Radio.

Más textos en este post:

-Con las graves acusaciones del “Tuso Sierra” jefe Paramilitar a Mario Uribe
-[VIDEO] Graves acusaciones de Noticias UNO contra Álvaro Uribe, el DAS, y Grupos paramilitares
-MOVICE: Denunciamos la Falta de Imparcialidad de Investigación contra Álvaro Uribe Vélez

Según información revelada por Caracol Radio, la ex subdirectora de operaciones del DAS Martha Leal dijo ante la Fiscalía, en uno de los interrogatorios más esperados dentro del penoso escándalo de las chuzadas, que el ex director del DAS, Andrés Peñate, le dio instrucciones para que buscara fuentes humanas en el Congreso y en la Corte para conocer las posiciones sobre el referendo reeleccionista, supuestamente por orden del ex presidente Álvaro Uribe. Esta información, según palabras del doctor Peñate, era requerida por el entonces presidente Álvaro Uribe y en varias ocasiones me requirió por los resultados que hasta la fecha que él se retiró del DAS no se habían logrado conseguir”, dijo Leal en su declaración, la primera en la que un alto ex funcionario del DAS asegura que los ex directores pedían información de la oposición por petición del ex presidente Álvaro Uribe.

“Sobre el tema de magistrados y senadores, siendo subdirectora de operaciones, el doctor Peñate me dio instrucciones de buscar fuentes humanas que le dieran al DAS información sobre qué posiciones había al interior del Congreso y de la Corte sobre el tema del referendo e iguales instrucciones me dio para coordinar este trabajo con William Romero, subdirector de fuentes humanas”, se lee en la transcripción de la declaración que Leal entregó el 14 de octubre ante la Fiscalía General de la Nación (ver la declaración ante la Fiscalía dada a conocer por Caracol Radio).

En el interrogatorio, Leal además da detalles de cómo se hicieron los seguimientos a la oposición y periodistas. Sobre el caso del director de Noticias Uno, Daniel Coronell, dice “como lo indiqué en la entrevista del principio de oportunidad, el doctor Peñate fue quien ordenó hacer todas las labores de búsqueda de información y labores de campo del periodista Daniel Coronell a fin de determinar primero si estaba en el país y segundo saber quiénes eran sus fuentes de información, pues según lo indicado por el presidente Uribe, estaba muy molesto por los artículos que éste venía publicando en la revista Semana”, señaló la ex subdirectora de operaciones del DAS.

Cabe recordar que en septiembre de este año, la justicia ordinaria aceptó las condiciones de la negociación entre la Fiscalía y funcionarios clave del escándalo de los seguimientos ilegales a la Corte Suprema de Justicia, entre los que se encuentra Martha Leal, quien se convirtió entonces en testigo clave en la investigación que busca determinar los responsables de los seguimientos ilegales a magistrados, políticos y miembros de la oposición.

Un juzgado penal de Bogotá admitió las condiciones de los preacuerdos suscritos entre los ex funcionarios y la Fiscalía, por lo que Leal recibió el principio de oportunidad a cambio de información.

Martha Leal es señalada de haber participado en reuniones con miembros de Palacio de Nariño para coordinar los seguimientos a los magistrados. También se le señala como la persona que recibió la carta del paramilitar alias ‘Tasmania’, quien pretendió aportar pruebas sobre la presunta presión de testigos por parte del magistrado auxiliar Iván Velásquez en los procesos de la parapolítica. La Fiscalía calificó las afirmaciones de ‘Tasmania’ como un montaje contra la Corte.

Las declaraciones conocidas este viernes se suman a las que se divulgaron el pasado mes de mayo, cuando Leal rindió testimonio en la Fiscalía, diligencia en la que detalló algunos episodios y además nombró a funcionarios de Palacio en estas acciones. Esto fue lo que dijo:

El montaje de alias ‘Tasmania’ contra el magistrado auxiliar Iván Velásquez

El 29 de septiembre de 2007, “era un día sábado y yo me encontraba en mi casa y cerca de las 11:00 ó 11:30 de la mañana me llamó mi jefe directo, el señor capitán Fernando Tabares (ex jefe de Inteligencia), por vía Avantel y me dijo que me presentara en la oficina en el despacho de la entonces directora del DAS, doctora María del Pilar Hurtado, a la mayor brevedad posible (…) la doctora Pilar me indica que ella ha tenido conocimiento de una persona de Presidencia, no sé quién, de que el señor Sergio González, abogado de un paramilitar detenido, de alias ‘Tasmania’, iba a entregar una información muy importante que daba cuenta de una situación irregular en la cual ‘Tasmania’ afirmaba que estaba siendo objeto de propuestas del señor magistrado Iván Velásquez, para que declarara en contra del doctor Mario Uribe, primo del Presidente (Álvaro Uribe), por la presunta muerte o un atentado que sufrió alias ‘René’”.

Leal se reúne con el abogado González en Medellín:

“(…) El señor Sergio González sacó de un sobre la fotocopia de un documento que pues estaría firmado por alias ‘Tasmania’ y con su huella. Yo lo leí y efectivamente había una declaración que correspondía a la denuncia que hacía ‘Tasmania’ en contra del magistrado Iván Velásquez. Era una sola página y ratifico nuevamente que no se trataba de un original, sino de una fotocopia. Sergio González sí manifestó su preocupación en algún momento porque la carta no estaba autenticada, pero igual él me entregó esa y fue la que yo traje a Bogotá”.

“(…) Nuevamente me trajeron al aeropuerto, yo llegué a Bogotá y al día siguiente es decir el domingo 30 de septiembre, estuve desde temprano en mi oficina, preparando el respectivo informe y dejé allí mismo el documento que me fue entregado por Sergio González. Pasado el mediodía me encontraba en el parque de la 93 y me llamó tanto la doctora María del Pilar Hurtado como el capitán Tabares, para preguntarme dónde me encontraba. En especial ella me dice ‘usted dónde está Martha’, y me dice que necesita con urgencia que le haga llegar el documento que yo recibí en Medellín, más el informe de inteligencia que yo realicé sobre la conversación que tuve con Sergio González porque alguien de la Presidencia va a ir esa noche a su casa a recogerlo”.

“(…) A partir de ese contacto que se estableció con el señor Diego Álvarez (abogado de Diego Fernando Murillo, alias ‘Don Berna’, y de alias ‘Job’) este empezó a hacer llegar a través del funcionario L.T. unas grabaciones. Una de ellas hace alusión a una de las diligencias en las que adelantó con ‘Don Berna’ en la Corte, en donde supuestamente el doctor Iván Velásquez le estaría ofreciendo prebendas a ‘Don Berna’ para que hablara o diera información; otra de las grabaciones que llegó fue una grabación que le hizo ‘Don Berna’ a Rafael García (ex jefe de Informática del DAS) en La Picota, para lo cual Diego Álvarez solicitó que se facilitara una grabadora, la cual me tocó comprar a mí con gastos reservados de la subdirección de Operaciones, de hecho creo que se compraron dos grabadoras”.

Reunión en la Casa de Nariño con alias ‘Job’

“(…) El día 23 de abril sobre las 6:00 de la tarde, aproximadamente, la directora del DAS me ordenó subir a su despacho y me indicó que me desplazara a la Presidencia de la República, al despacho del doctor Edmundo del Castillo, en donde se iba a realizar una reunión a la cual asistiría el abogado Diego Álvarez, quien iba a entregar una información. A mí no me informó que otras personas iban a asistir. Ya que me encontraba sobre el tiempo salí rápidamente y me dirigí a Palacio, hice mi ingreso por la carrera octava, me registré y fui conducida por un funcionario de la Guardia Presidencial hasta el despacho del doctor Edmundo del Castillo (…) al rato llegó el señor Chaux en compañía de otro señor que en ese momento no sabía de quién se trataba y después por los medios de comunicación me enteré que se trataba de Óscar Iván Palacio y llamaron al doctor Edmundo del Castillo para avisarle que habían llegado otros visitantes. Se trataba del doctor Diego Álvarez de quien por la conversación pude darme cuenta él estaba autorizando el ingreso de unas grabadores que él traía en el maletín (sic) (…) Cuando llegaron a la oficina nos saludamos, alias ‘Job’ se sentó a mi lado derecho en el sofá y fue quien inició la conversación recordando de alguna manera que él era el representante político de los ex jefes paramilitares que se encontraban en Itagüí”.

“(…) Intervino el doctor Diego Álvarez quien dice tener en su poder unos CDs que dan cuenta de unas grabaciones que demuestran cómo el magistrado Iván Velásquez hace supuestamente estos ofrecimientos (acusar al Presidente de la República a cambio de beneficios jurídicos), el CD de Henry Anaya donde le hizo ofrecimientos, la grabación que ‘Don Berna’ le hizo a Rafael García en donde este decía que Noguera y el Presidente no aguantaban una declaración suya a un periódico de Estados Unidos, no recuerdo cuál”.

Seguimientos a magistrados de la Corte Suprema de Justicia

“Entre el primero de mayo de 2008 y el 5 de junio de 2008, también me enteré que para esa época les fue ordenado a los funcionarios F.D. y T.G. alquilar una habitación en el hotel World Trade Center ubicado al norte de esta ciudad, en el cual unos funcionarios de Inteligencia iban a cubrir desde allí una reunión que se iba a llevar a cabo en ese hotel al parecer por unos magistrados, desconociendo de quiénes se trataba”.

Información para Edmundo del Castillo, en Presidencia

“(…) La doctora María del Pilar Hurtado se encontraba viajando fuera de la ciudad y ella me llamó para que yo hiciera llegar al doctor Edmundo del Castillo en Palacio una de las transcripciones que se tenían de estas grabaciones. Yo me encontraba también fuera de la oficina y le solicité a uno de los funcionarios que me había ayudado (…) que él la imprimiera y la llevara a Palacio. Al rato, ella me llamó y me dijo que la que yo había llevado que Edmundo había dicho que esa era muy buena pero que no era la que necesitaba. Entonces me tocó que ella me explicara cuál era la que necesitaba y me tocó volver a mandar al funcionario a Presidencia para entregar la transcripción que el doctor Edmundo estaba esperando, no recuerdo exactamente cuál era, pero en todo caso se trataba de las que Diego Álvarez le había entregado a él y que nuevamente Edmundo del Castillo había regresado al DAS”.

Borrar las huellas

“Recuerdo que después de julio de 2008 sucedió que todos los subdirectores recibimos la instrucción, primero de manera verbal y luego de manera escrita, de hacer una depuración de los archivos e informaciones de inteligencia. En virtud de ello, además de haberle dado instrucción al coordinador de revisar las diferentes misiones de trabajo que él tenía a su cargo, yo solicité al jefe de la coordinación de aseguramiento tecnológico, VA, para que hicieran sobre mi computador o aplicara a mi computador un programa, que no sé cómo se llama, el cual imposibilita la recuperación de los archivos que han sido borrados”.

Seguimientos a Ramiro Bejarano, abogado del magistrado César Julio Valencia Copete

“En relación con las instrucciones que recibí para revisar en qué notarías se encuentran registradas las firmas del abogado Ramiro Bejarano y del doctor Valencia Copete, estas instrucciones me fueron dadas por el señor capitán Fernando Tabares y la doctora María del Pilar Hurtado (…) la instrucción consistió en que yo debía buscar (…) la información para establecer en cuáles de las notarías públicas de Bogotá se encontraban registradas las firmas de las personas mencionadas anteriormente”.

Instalar un micrófono para seguir a la senadora Piedad Córdoba

“En relación con lo que tiene que ver con investigaciones llevadas sobre Gustavo Petro y Piedad Córdoba, como subdirectora de Operaciones tuve conocimiento de informaciones de estas dos personas, a partir de los grupos especiales de contrainteligencia que se me asignaron bajo mi responsabilidad, bajo la administración del director Andrés Peñate”.

“A la senadora Córdoba se le hicieron actividades de seguimiento (…) para establecer qué actividades se estaban adelantando con motivo de las liberaciones de los secuestrados y con motivo de la liberación del hijo de Clara Rojas, pues había interés del gobierno nacional de saber la ubicación de los mismos y pues cómo se iban a llevar a cabo esas liberaciones. Como subdirectora de Operaciones, se de dio instrucción para coordinar con funcionarios de la subdirección de Desarrollo tecnológico la implantación de un micrófono en el vehículo del DAS que le servía de escolta a la senadora Piedad Córdoba a fin de saber qué conversaciones estaba teniendo ella y con qué personas estaba comentando, ya que en el carro que ella acostumbraba a desplazarse ella no acostumbraba a llevar a los funcionarios del DAS, sino a unos de su confianza, por esta razón se buscó la manera de que cuando requiriera un mantenimiento en taller se aprovechara esa oportunidad para la instalación de este micrófono el cual, creo, estuvo por más de 15 días. De allí se obtuvieron informaciones que se le entregaban al director del DAS, Andrés Peñate”.

Seguimientos a Coronell

“En épocas del doctor Peñate también se ordenaron seguimientos al periodista Daniel Coronell, a fin de establecer quiénes eran las personas que le suministraban información, pues en palabras del doctor Peñate, el doctor Álvaro Uribe estaba muy molesto por los artículos que este escribía en contra de él y de su familia”.

“En otra oportunidad el doctor Peñate me dio instrucciones para buscar fuentes en el Congreso y se tuviera información sobre la posición de los congresistas sobre el referendo, también por instrucción del doctor Peñate se le hicieron seguimientos a Álvaro Leyva con el fin de establecer dónde sería el lugar de entrega de los cadáveres de los diputados del Valle que fueron asesinados por las Farc antes de las elecciones de 2006”.

Graves acusaciones de Noticias UNO contra Alvaro Uribe, el DAS, y Grupos paramilitares

Con las graves acusaciones del “Tuso Sierra” jefe Paramilitar a Mario Uribe

Las revelaciones del narcotraficante Juan Carlos ‘el Tuso’ Sierra hechas desde una cárcel de Estados Unidos a una fiscal de la Unidad de Justicia y Paz, dejan en claro el poder económico y político que había adquirido la llamada ‘Oficina de Envigado’ una vez consolidó su poder criminal en el Valle del Aburrá.

De acuerdo con una versión difundida por el diario El Espectador, el ‘Tuso’ Sierra describió la manera en que actuaba esta estructura delincuencial en el área metropolitana de Medellín involucrando a diversos organismos de seguridad. Según el periódico bogotano, este narcotraficante convertido a paramilitar le explicó a la Fiscalía que “se trabajaba en llave con el CTI, la Fiscalía, el Ejército, el DAS y la Policía”. Lo que ha dejado claro este confeso narcotraficante es que la ‘Oficina de Envigado’, creada por el jefe del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria, pero que evolucionó a una red más compleja de narcotraficantes, bandas armadas y paramilitares, operaba con total amplitud gracias a sus conexiones con sectores de los organismos judiciales y de seguridad.

En su descripción de cómo se articulaban con agentes judiciales y de seguridad, Sierra aclaró que fue a través de pagos constantes que hacía Carlos Mario Aguilar Echeverri, alias ‘Rogelio’, quien trabajó en el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía a comienzos de la década del noventa y una vez fuera de la institución quedó con los contactos necesarios para continuar influyendo en los agentes. Varios ex funcionarios recuerdan aún los regalos en dólares que le hacía a sus compañeros en la temporada decembrina.

El ‘Tuso’ Sierra recordó también a otro ex funcionario de la Fiscalía General de la Nación, llamado Uber Duque, quien se desempeñó como Jefe de la Unidad Investigativa CTI Regional Medellín hasta mediados de 1997, cuando fue destituido por sospechas sobre sus nexos con grupos paramilitares. De acuerdo con Sierra, a él se le pagaban 5 millones de pesos mensuales. Duque fue asesinado en Medellín el 2 de marzo de 2004 y su muerte la lamentó Carlos Castaño en una nota enviada al entonces Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo. En la misiva, describió a Duque como “asesor jurídico de la dirección política de las AUC”.

En cuanto a los supuestos nexos con agentes de la Policía Nacional, Sierra dijo que tenían “en su nómina” desde coroneles hasta policías rasos. Entre los altos oficiales estaban Luis Alberto Moore, para esa época coronel y adscrito a la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá. Según la versión entregada a la Fiscalía, éste oficial, que alcanzó el grado de General y pasó a retiro hace varios meses, recibía 28 millones de pesos periódicamente a cambio de información sobre operaciones, allanamientos o traslados de agentes ligados a la ‘Oficina de Envigado’.

Sobre este particular, el ‘Tuso’ Sierra dijo que como parte de esos acuerdos lograron el traslado de un capitán de apellido Bonilla del municipio de Andes (Antioquia), de donde es oriundo este narcotraficante, “porque molestaba mucho”. Asimismo, a través del senador Mario Uribe, lograron que la Dirección de la Policía Nacional reconsiderara el traslado del mayor Francisco Rodríguez a Bogotá y fuera regresado a Medellín, pues éste era uno de los oficiales “de la nómina” de la ‘Oficina de Envigado’. Rodríguez murió en enfrentamientos de las AUC contra la banda ‘La Terraza’.

El ex general Moore, quien acabó su carrera como Comandante de la Policía de Carreteras, le salió al paso a los señalamientos del narcotraficante y si bien admitió que conoció  al ‘Tuso’ Sierra, fue en condiciones diferentes a las señaladas por él y negó que estuviera en la “nómina” de la ‘Oficina de Envigado’: “Me enteré que Sierra era narcotraficante cuando se desmovilizó en Santa Fe de Ralito. Nunca pensé que fueran a salir situaciones como las que están ocurriendo”.

En declaraciones a la prensa, el ex oficial explicó que conoció a Sierra por circunstancias familiares, pues una madrina suya de bautizo era familiar de él. “Cuando llegué a Antioquia lo conocí como un ganadero prestante del municipio de Andes y en situaciones más de tipo familiar que en las relacionadas con la mafia”.

Sobre la ayuda brindada por el senador Uribe, el ‘Tuso’ Sierra aclaró que el congresista sabía que estaba ayudando a ilegales. “No a las autodefensas, sino a mí, y él sabía quién era yo, en qué mundo andaba y quiénes eran mis amigos”.

El narcotraficante, extraditado a Estados Unidos en mayo de 2008, también señaló al general Mario Montoya, para la época comandante de la IV Brigada del Ejército, sobre quien dijo que hacía parte de la “nómina” de la ‘Oficina de Envigado’ a cambio de información sobre operativos que pudieran afectar la estructura criminal.

El ‘Tuso’ Sierra también hizo referencia a las influencias políticas y reseñó el apoyo dado inicialmente a la campaña de Diego Arango Vergara al Concejo de Medellín por el movimiento Colombia Viva. Se desempeñó como concejal en el periodo 2004-2007, gracias al apoyo recibido por los reinsertados.

En lo político, también destacó el apoyo dado a Rocío Arias (también del movimiento Colombia Viva), a la Cámara de Representantes para el periodo 2002–2006, quien resultó condenada por la Corte Suprema de Justicia por sus nexos con las AUC.

De acuerdo con el ‘Tuso’ Sierra, los electores en las zonas de influencia no fueron presionados ni amenazados sino seducidos con mercados, útiles escolares, fiestas barriales, juguetes y brigadas de salud. De acuerdo con su versión, el dinero para financiar estas actividades provenía de donaciones hechas por hombres de negocios y narcotraficantes. Entre ellos destacó a los hermanos Gallón Henao (reconocidos caballistas, uno de ellos, Santiago, fue condenado por vínculos con las autodefensas en febrero de este año), Luis Hernando Gómez, alias ‘Rasguño’, Dagoberto Giraldo, Nicolás Bergonzoli y Rodrigo Tamayo, ex presidente del Deportivo Independiente Medellín, quien ha sido procesado por lavado de dinero.

Entre sus confesiones, el ‘Tuso’ también aludió a la cercanía que tuvo con la Gobernación de Antioquia durante la administración de Alberto Builes Ortega, entre los años 1998 y 2001, en donde, según él, “se movía como ‘Pedro por su casa’”. De lo dicho por Sierra se desprende su aparente cercanía con Francisco Zapata Ospina, quien se desempeñó como Secretario General de Builes Ortega y luego como director de la Corporación Autónoma Regional de Antioquia (Corantioquia).

De hecho, confesó que recomendó a Sergio González para el cargo de Revisor Fiscal en Corantioquia. El asunto podría ser una anécdota más si no fuera porque este abogado hizo parte del montaje que preparó el ‘Tuso’ Sierra utilizando a uno de sus clientes, el paramilitar José Orlando Moncada, alias ‘Tasmania’, contra el magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia, Iván Velásquez, para que dijera que lo había presionado para que confesara que el presidente Álvaro Uribe Vélez tenía nexos con grupos paramilitares, asunto que luego fue desvirtuado.

Otro involucrado en las confesiones difundidas por el diario El Espectador fue Ignacio Guzmán Ramírez, fundador del movimiento Primero Antioquia, que respaldó a Álvaro Uribe Vélez a la Gobernación de Antioquia. Durante su administración se desempeñó como Secretario Privado. De acuerdo con Sierra, Guzmán lo atendió en España cuando se desempeñaba como Ministro de Cooperación Internacional en la embajada de Colombia en ese país. El motivo de ese viaje, que hizo en compañía de Víctor Horacio Uribe, hermano del senador Mario Uribe, fue hacer negocios con narcotraficantes. “Íbamos asegurados. Para que no nos fueran a poner problema, ¿qué más que pasaporte diplomático?”, dijo ‘el Tuso’ a la Fiscalía.

En su defensa, Guzmán Ramírez admitió que había recibido a Sierra en Madrid porque iba recomendado por el senador Uribe, pero que no conocía de los antecedentes de Sierra: “Me tocó recibir a Sierra en el aeropuerto de Bajaras, en Madrid, porque el doctor Mario Uribe me llamó días antes y me pidió el favor que recibiera a su hermano Víctor que viajaba con un amigo. Cuando llegaron le pregunté a Víctor que quién era ese señor tan feíto y me dijo y me respondió que era amigo de la familia. Como venían recomendados los atendí. Cuando regresé a Colombia me cuentan que Sierra era un muchacho que tenia negocios dudosos en Andes. Luego manifesté que no me había gustado esa situación y eso resquebrajó la relación con Mario Uribe”.

Sierra también hizo referencia al apoyo que le brindó al congresista Oscar Arboleda Palacio, Representante a la Cámara y ex presidente de esa corporación, y, coincidencialmente, Secretario de Obras Públicas de Antioquia durante la administración de Alberto Builes Correa. Sobre él, el narcotraficante dijo que le había ayudado a financiar su campaña al Congreso comprándole “muchos talonarios” de las rifas que hacía para conseguir recursos. Al respecto Arboleda Palacio declaró que sí conoció al ‘Tuso’ Sierra a través de Francisco Zapata Ospina en 1998. “Para ese momento no tenía ninguna impresión de él, hablé una o dos veces con ese señor, pero en esa época. De ahí en adelante no tuve ningún tipo de contacto con él ni relaciones económicas y políticas, tampoco ningún apoyo”.

Otro político que resultó salpicado en la versión del ‘Tuso’ Sierra a la Fiscalía fue Sergio Fajardo Valderrama, ex candidato a la Vicepresidencia de la República y ex alcalde de Medellín. De acuerdo con el narcotraficante, él estuvo presente en una reunión en la que también estuvieron el senador Mario Uribe y el paramilitar Carlos Mario Aguilar Echeverri, alias ‘Rogelio’. Según Sierra, Fajardo asistió en calidad de Subdirector del diario El Colombiano porque se venía hablando de que al parecer él tenía algún vínculo con la banda ‘La Terraza’, en ese momento en fuerte confrontación con las AUC y por eso lo iban a matar.

Según la versión de Sierra, “Mario (Uribe) mandó llamar a Sergio para aclarar la situación con ‘Rogelio’”, y en ella se aclaró la situación de Fajardo Valderrama, pues según se concluyó no era su voz la que aparecía en unas conversaciones grabadas días atrás.

Una vez conoció Fajardo lo dicho por Sierra desde Estados Unidos, expidió un comunicado en el que ofrece su versión de los hechos y admite que la reunión sí se hizo en Medellín, en el apartamento de Mario Uribe, donde conoció una versión sobre supuestos seguimientos e interceptaciones de sus correos electrónicos y de las intenciones de un grupo criminal de atentar contra su vida:”Me preguntó que ‘si quería aclarar con ellos esa situación’, le respondí que no tenía nada que aclarar ni mucho menos reunirme con nadie. Nunca le pregunté sobre quiénes querían atentar contra mí, ni él me dijo algo al respecto. Le agradecí y le dije que podía repetir lo que le había dicho. Me despedí. Nunca más volví a reunirme con él”.

Conocida la versión de Juan Carlos Sierra, el coordinador de la Unidad Nacional de la Unidad de Fiscalías de Justicia y Paz, Luis González León, anunció que se estaban compulsando copias de la declaración del ‘Tuso’ a la Corte Suprema de Justicia, a la Fiscalía General de la Nación y a las direcciones seccionales de Fiscalía para que se corrobore lo dicho por el narcotraficante y se determine si se abren nuevas investigaciones contra los implicados o se unifican con los procesos que algunos de ellos afrontan.

MOVICE: Denunciamos la Falta de Imparcialidad de Investigación contra Alvaro Uribe Vélez

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado expresa su profunda preocupación por la falta de independencia judicial en la investigación preliminar que se ha abierto contra el ex-presidente Alvaro Uribe Vélez por presunta omisión en el asesinato del ex-alcalde de El Roble Eudaldo “Tito” Díaz.

La comisión de acusación de la Cámara de Representantes abrió investigación preliminar por presunta omisión en el asesinato del ex-alcalde de El Roble Eudaldo “Tito” Díaz, contra el ex-presidente Alvaro Uribe Vélez. El abogado Adolfo Jesús Hoyos denunció hace cuatro meses al ex-presidente al considerar que Uribe no actuó oportunamente para evitar el asesinato del alcalde del Roble máxime cuando anunció su muerte en un consejo comuna, en Corozal, Sucre. Mediante resolución de reparto 099 de 2010 la acusación fue asignada al Representante a la Cámara por el partido de la U, Hernán Penagos Giraldo Eudaldo “Tito” Díaz advirtió en un consejo comunitario el 1ero de febrero de 2003 en la ciudad de Sincelejo (Sucre) delante del entonces presidente de la República Alvaro Uribe Vélez que había un plan para asesinarle. A pesar de sus denuncias el 11 de abril de 2003 fue asesinado. Por su asesinato fueron condenados como autores materiales a treinta y siete años y nueve meses de prisión el paramilitar y el que fue jefe de los escoltas de “Tito” Díaz, Edelmiro “Chino” Anaya y Carlos Enrique Verbel Vitola el 16 de febrero del 2010 y como autor intelectual, fue condenado en diciembre de 2009 el ex-gobernador de Sucre, Salvador Arana Sus a 40 años de cárcel.

Actualmente existen más de 200 procesos en contra del ex presidente Uribe Vélez y más de 50 que la Procuraduría y la Fiscalía compulsaron a la Comisión en contra del presidente Juan Manuel Santos, por supuestas irregularidades cuando era ministro de la defensa.

La familia de Eudaldo Díaz en su lucha por la justicia y la verdad ha sido víctima de amenazas y hostigamientos en reiteradas oportunidades. En este momento se teme por un posible montaje judicial en contra del hijo de Eudaldo Díaz e integrante del MOVICE Capitulo Sucre, Juan Davíd Díaz. En la versión libre de Edelmiro “Chino” Anaya en marzo de 2010 este sostuvo que Juan David Díaz había pertenecido a las estructuras paramilitares en la región, por lo que el juez en el caso de “Chino” Anaya pidió a la Seccional de la Fiscalía abrir investigación si este lo consideraba pertinente a Juan David por el delito de concierto para delinquir. Edelmiro “Chino” Anaya reiteró sus falsas acusaciones en agosto de 2010 durante una de sus versiones libres en el marco de la Ley 975. A pesar de varios derechos de petición que se dirigieron a la Fiscalía Nacional de la Nación por parte del MOVICE y la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, peticionario de las medidas cautelares del MOVICE Capitulo Sucre, para indagar sobre la existencia de un proceso judicial en contra de Juan David Díaz, hasta la fecha estos no han sido respondidos.

EXIGIMOS:

– Que la Comisión cuenta con las herramientas para desarrollar sus investigaciones de forma oportuna e imparcial.
– Que la acusación contra el ex-presidente Alvaro Uribe Vélez por presunta omisión en el asesinato de Eudaldo Díaz sea reasignado a una persona que no forma parte de la bancada de Alvaro Uribe Vélez.
– Que la Fiscalía General de la Nación informa al MOVICE sobre la existencia de un proceso judicial en contra de Juan David Díaz
– Plenas garantías a la vida y la integridad física y psicológica para la familia de Eudaldo Díaz.

Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado

13 de octubre de 2010

Autor: reexistencia

«Las elecciones pasan, los gobiernos pasan. La resistencia queda como lo que es, una alternativa más para la humanidad y contra el neoliberalismo. Nada más, pero nada menos» Subcomandante Insurgente Marcos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s