«Santos, Obama y la derecha latinoamericana están preparados para una nueva ofensiva», James Petras

Deja un comentario

Comentarios del Sociólogo estadounidense James Petras
Efraín Chury Iribarne –CX36 Radio Centenario – Revisado por Caty R.

Chury: Bueno, Petras, contame como me contás siempre en el arranque los temas en que estás trabajando y que ocupan tu actividad…

Petras: En primera instancia lo más importante que estamos analizando son las elecciones, el proceso electoral en Colombia. Éste es el tema principal que hemos tratado porque incluso la izquierda ha sembrado mucha confusión sobre los resultados del proceso electoral. O mejor dicho, no han tratado el resultado electoral en un contexto más amplio y eso es lo que debemos discutir. Porque el hecho más sobresaliente es que el 56% del electorado no ha votado. Es decir, el 56%, consciente o inconscientemente, tomó la posición de las FARC. No digo que estén informados por las FARC ni que necesariamente sean simpatizantes, pero por varias razones comparten la idea de que no vale la pena votar en las elecciones, principalmente porque las dos opciones eran muy desfavorables y no ofrecen nada para el pueblo.

Para entender eso creo que debemos volver a unos años atrás, particularmente a los 10 últimos años del gobierno de Uribe, e incluso anteriormente. Este resultado electoral está en el contexto de 4,3 millones de personas desplazadas. En el contexto de una represión feroz que ha matado a más de 1.800 sindicalistas, incluidos dirigentes. Han matado a cientos de activistas de derechos humanos, abogados y periodistas. Y eso influye mucho en la actitud de la gente hacia las elecciones en dos sentidos: se sienten aterrorizados por el Gobierno y, algunos, presionados en este contexto para votar porque los militares estaban presentes en todos los lugares de votación. Los paramilitares y los políticos vinculados con el paramilitarismo que llega hasta el mismo Gobierno han incidido en todos los lugares de elecciones.

Pero más que nada debemos entender que cuando se organizan unas elecciones éstas deben ser un proceso de debate, de reivindicación de las necesidades del pueblo. Y un contexto de terrorismo prolongado y generalizado no se puede comparar con lo que siente la gente en un contexto pacífico y democrático. En este contexto tenemos un país militarizado, 300.000 soldados más los policías y los paramilitares. No es un contexto democrático para elecciones.

Y es más, el Estado utiliza todos los mecanismos, los medios de comunicación, o «desinformación», utiliza todas las prebendas del Estado circulando en los barrios para conseguir algún voto. Y también tenemos el hecho de que el candidato presidencial, el que ganó, el «Diablo» Santos, es una persona involucrada en los asesinatos, era el Ministro de Defensa que organizó los «falsos positivos», estimulando a los militares a matar civiles para demostrar que el ejército ha tenido grandes éxitos matando subversivos.

Descubrimos en poco tiempo que muchas de las víctimas no tenían nada que ver con la guerrilla, ni con los grupos simpatizantes, ni nada. Eran simplemente civiles, principalmente campesinos y gente pobre elegidos para asesinarlos y demostrar que el ejército tenía grandes éxitos en el combate. Santos está implicado y juzgado en este contexto.

Con esto problemas los diarios, tanto en Uruguay como en México, dicen que la derecha arrasa. ¿Arrasa qué? Los votos de Santos han sido simplemente el 30,8% del electorado. Si tenemos en cuenta a los que no votaron, el 70% que consiguió sobre el 44% que fue a votar no llega a lo que dicen, es un treinta y pico por ciento.

Y hay que analizar los lugares donde votaron y no votaron. En los grandes barrios populares el absentismo ha sido de dos tercios. Lo mismo en sectores rurales, algunas provincias han tenido casi el 75% de absentismo.

Donde sí consiguieron una mayoría abrumadora de votantes fue en los barrios afluentes, los barrios de la clase media acomodada y la clase media baja en menor porcentaje. Pero en los barrios altos consiguieron un 70 o un 75%. Entonces hay una gran diferencia entre los sectores populares y las regiones en el resultado de las votaciones. Muchos sindicalistas, particularmente en las provincias, no votaron por ninguno de los dos. Y lo mismo algunos grupos de derechos humanos.

Ahora, para disfrazar este proceso electoral ilegítimo, los oficialistas utilizaron dos pretextos. Primero dijeron que las lluvias bajaron la participación. Si uno no quiere mojarse por un candidato, eso es un buen indicador del desprestigio que tiene el sistema electoral.

Y segundo, la copa mundial no toca a todas las horas del día, hay tiempo para ver los partidos y hay tiempo para votar. Entonces, estas excusas para justificar la bajísima participación no tienen legitimidad.

¿Para qué están dando tanta publicidad los diarios disfrazando el hecho de que el peor asesino del Gobierno de Uribe gana las elecciones con un 30,8% del electorado? ¿Por qué? Yo creo que es porque indica que están preparados para apoyarse en una nueva política de acomodación con el imperialismo estadounidense. Es una señal de que en el próximo período el señor Santos, con Obama y la derecha latinoamericana, están preparados para una nueva ofensiva. Y los medios de comunicación, incluso los periódicos supuestamente progresistas, están dispuestos a entrar en ese juego.

Autor: reexistencia

«Las elecciones pasan, los gobiernos pasan. La resistencia queda como lo que es, una alternativa más para la humanidad y contra el neoliberalismo. Nada más, pero nada menos» Subcomandante Insurgente Marcos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s