Deja un comentario

Ejército atentó con mortero contra casa de civil en San Calixto, Catatumbo

A menos de un mes de la comisión de verificación que ASCAMCAT realizó a la vereda Burgamas, cercana al casco urbano del municipio de San Calixto, la fuerza pública vuelve a ser protagonista de acciones que comprometen la vida de los campesinos en esa zona del Catatumbo.

En el mes de julio, la Asociación Campesina del Catatumbo a través de su equipo jurídico y de la Agencia Prensa Rural, comprobaron el accionar brutal del ejército nacional, que desde hace casi dos años no permite trabajar y vivir con normalidad a la población de esa vereda que ha sido víctima de ametrallamientos, lanzamientos de morteros y continuos hostigamientos, incurriendo así en graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario en todo lo que tiene que ver con el principio de distinción y violaciones a los derechos humanos.

En esta ocasión, el pasado viernes 26 de julio, aproximadamente a las 9 de la noche, miembros del Ejército que se encuentran a escasos metros de algunas casas de finca, lanzaron un mortero de manera indiscriminada, sin que hubiese presencia de la insurgencia ni de ningún otro actor armado ilegal. El mortero impactó a escasos 5 metros de la vivienda como dan cuenta las imágenes que los propios campesinos de la zona tomaron. Sigue leyendo


Deja un comentario

Comunicado de un sector de la cultura contra el Genocidio Palestino

Los firmantes de este comunicado, pertenecientes al mundo de la cultura, declaran su indignación por el genocidio que está perpetrando el ejército de ocupación israelí en la Franja de Gaza contra la población civil palestina.

Las imágenes de los niños palestinos muertos, mutilados, quemados, heridos de consideración, huérfanos y la destrucción de las casas, hospitales, ambulancias, lugares de culto, colegios (uno de ellos un colegio gestionado por la UNRWA, que fue bombardeado, resultando muertas 16 personas y 200 heridos entre niños y mujeres que se refugiaban allí de los bombardeos), arrojan un resultado aterrador: hasta las 21 horas del domingo 27 de Julio de 2014, ha habido más de 1.040 muertos y 6.000 heridos desde el comienzo del ataque israelí a Gaza.

El detonante de la violencia es la ocupación israelí

Israel sigue avanzando e invadiendo territorios de los palestinos en lugar de replegarse a las fronteras del 67. Humilla, detiene y pisotea a diario los derechos de la población palestina de toda Cisjordania, ocasionando también muchas muertes. Hay bloqueo en ciudades como Nablus y Hebrón desde hace muchos años con frecuentes incursiones del ejercito por las noches. Gaza vive el horror estos días, asediada y atacada por tierra, mar y aire.

A los palestinos se les derriban casas, se les niega el agua, la luz, el paso a los hospitales, a las escuelas, a los huertos… mientras la Comunidad Internacional lo permite.

Israel es el país que más incumple las resoluciones de la ONU y que menos respeta los derechos humanos, es un país ocupante que ejerce prácticas de terrorismo de Estado.

- Instamos al Gobierno de España y a la UE a que condenen los bombardeos por tierra, mar y aire contra la población civil palestina en la franja de Gaza.

- Exigimos un alto el fuego inmediato.

- Levantar el bloqueo que sufre la franja de Gaza desde más de una década.

- Abrir los pasos fronterizos para facilitar la movilidad de la población, la entrada de equipos médicos, medicamentos, alimentos…

- La reparación de los daños causados por los ataques israelíes a nivel físico, moral, psicológico que está sufriendo la población civil de Gaza, y en especial a la población infantil.

- Abrir la vía del diálogo entre los palestinos e israelíes para alcanzar la paz, justa y duradera como solución al conflicto.

Los firmantes estamos en contra del uso de la violencia de todas las partes y pedimos a nuestro gobierno llamar a consultas al embajador Español en Israel hasta que se detenga la ofensiva criminal hacia Palestina, como prueba contundente del rechazo que sentimos por las acciones sin calificar del ejército israelí, y que se facilite el trabajo de los informadores internacionales desplazados estos días en toda la zona.

Madrid a 28 de julio de 2014

Firmado:

Penélope Cruz, Pedro Almodóvar, Javier Bardem, Rosa Mª Sardá, Emilio Gutiérrez Caba, Lola Herrera, Amaral (Juan Aguirre y Eva Amaral), Eduardo Noriega, Lydia Cacho, Montxo Armendariz, Fernando Colomo, Verónica Forqué, Benito Zambrano, Pilar Bardem, Unax Ugalde, Eduard Fernández, Goya Toledo, Antonio de la Torre, Juan Diego Botto, Mónica Cruz, Luisa Martín, Mercedes Sampietro, Juanjo Puigcorbé, Chus Gutierrez, Fran Perea, Charo López, Alberto Ammann, Silvia Abascal, Olga Rodriguez, Olga Lucas ( Viuda de José Luis Sampredo), Lola Marceli, Carlos Bardem, Alberto San Juan, Moncho Borrajo, Javier Fesser, Carlos Cahouen, Javier Ruibal, Carlos Iglesias, Natalia Dicenta, Sergio Peris–Mencheta, Silvia Marsó, Mariano Venancio, Nacho Campillo, Enrique Simón, Guillermo Fesser, Marta Nebot, Amistades Peligrosas (Cristina del Valle y Manu Garzón), Itziar Miranda, Paca Gabaldón, Miguel Bardem, Ana Labordeta, Fermín Cabal, Manu Baqueiro, Beatriz Bergamín, Mercedes Ferrer, Carmen París, Felipe Vara, Lorena Bayonas Juan Millares, Luz Olier, Cecilia Gessa, Yoima Valdés, Juan Calot, Enric Majó, Carlos Castel, Luz Darriba, Alexandra Fierro, Juan Bardem, Carlos Olalla, Amparo Climent, Eduardo Jover, Héctor Melgares, Marwuan Abu Tahoun, Rocío Paso Jardiel, Virginia Yagüe, Manuel Huerga, María Bardem, Juanjo Cucalón, Nando González, Juan Carlos Vellido, Luis Farnox, Lucía Álvarez, Alma Sanz, José Antonio Sayagués, Mercè Estrada, Toli Morilla, Angel Petisme, Cristina Nerea, Manuel Brun, Claudio Sierra, María Ruíz, Antonio de la Fuente Arjona, Iosu López, Ismael Sánchez Rodríguez, Pizca Gutiérrez, Maurilio de Miguel, Esther García, Puy Oria, Isabel María Pérez, Armando Soria, Sandra Collantes, Claudio H. Musicas, Fernando Íñiguez, Joaquín Baldín, Asunción Martín, Ramiro Duce, Estela de María, Helena Villar, Manuel Ruano, Mayte Franco, Margo Mareo, Esther Gracia, Fermín de Ayarra, Mariano Aguado, Carmen García, José Antonio Marín, Pablo Madrid, Julián García, Julia León, Ángeles Cabeza, Carmen Peire, José Manuel Galán, Cristina López, Ticiana Ghiglione, Sergio Gálvez, Abigail Horro, Isabel Ruíz, Amanda Rodríguez, Nazaret Jimenez, Bienvenido Carrasco, Pilar Ordoñez… Sigue leyendo


Deja un comentario

Voces desde Gaza: “No al cese del fuego sin justicia para Gaza”

No vamos a “volver a una muerte en vida” de sitio y bloqueo, dicen líderes de la sociedad civil de Gaza.

Franja de Gaza, 22 de julio de 2014

Como académicos/as, personalidades y activistas testigos del genocidio intencional de 1.8 millones de palestinos y palestinas que viven en la Franja de Gaza, hacemos un llamamiento a un alto el fuego con Israel sólo si está condicionado a terminar con el bloqueo y permitir la restauración de las libertades básicas que se le ha negado a nuestra gente durante más de siete años.

Nuestras preocupaciones principales son no sólo la salud y la seguridad de las personas en nuestras comunidades, sino también su calidad de vida: sus posibilidades de vivir libres de temor a ser encarceladas sin el debido proceso, de mantener a sus familias a través de un empleo remunerado, y de viajar a visitar a sus familiares y poder continuar su educación.

Estas son aspiraciones humanas fundamentales que han sido severamente limitadas al pueblo palestino desde hace más de 47 años, pero de las que han sido privadas especialmente las y los residentes de Gaza desde 2007. Hemos sido empujados más allá de los límites de lo que se puede esperar que una persona normal tolere.

Una muerte en vida

Las acusaciones de los medios de comunicación y de los políticos de diversas tendencias que acusan a Hamas de ordenar a los habitantes de Gaza que resistan las órdenes de evacuación, y por lo tanto de utilizarlos como escudos humanos, son falsas. Con los refugios temporales desbordados y el bombardeo israelí indiscriminado, literalmente no hay lugar que sea seguro en Gaza.

Del mismo modo, Hamas expresó el sentir de la gran mayoría de las y los habitantes cuando rechazó el alto el fuego unilateral propuesto por Egipto e Israel sin consultar a nadie en Gaza. Compartimos el sentimiento generalizado y hecho público de que es inaceptable volver simplemente al statu quo, en el cual Israel limita estrictamente quiénes entran y salen de la Franja de Gaza, controla los suministros que entran o no (incluyendo la prohibición de materiales de construcción) y prohíbe en la práctica la totalidad de las exportaciones, paralizando así la economía y provocando una de las mayores tasas de pobreza y desempleo en el mundo árabe.

Aceptar esto significaría el retorno a una muerte en vida.

Por desgracia, la experiencia ha demostrado que el gobierno de Israel incumple reiteradamente las promesas de futuras negociaciones, así como sus compromisos de cambio.

Del mismo modo, la comunidad internacional ha demostrado una falta de voluntad política para hacer cumplir esos compromisos. Por lo tanto, hacemos un llamamiento a un alto el fuego sólo cuando las condiciones negociadas tengan como resultado lo siguiente:

  • Libertad de movimiento de la población palestina dentro y fuera de la Franja de Gaza.
  • Libertad de importación y exportación de insumos y bienes por tierra, mar y aire.
  • Uso sin restricciones del puerto marítimo de Gaza.
  • Monitoreo del cumplimiento de estos acuerdos por parte de un órgano nombrado por las NacionesUnidas, con las medidas de seguridad apropiadas.

Todas y cada una de estas expectativas se dan por sentadas en la mayoría de los países, y es hora de que las y los palestinos de Gaza tengan los derechos humanos que merecen.

Firmas:

  • Akram Habeeb, Assistant Professor of American Literature, Islamic University of Gaza (IUG)
  • Mona El-Farra, Vice President and Health Chair of the Palestinian Red Crescent Society
  • Ramy Abdu PhD, Chairman of the Euro-mid Observer
  • Abdullah Alsaafin, Palestinian Writer/journalist
  • Ali Alnazli, Businessman
  • Adel Awadallah, Head of the Scientific Research Council
  • Hanine Hassan, Graduate Research Assistant
  • Sheren Awad, Journalist
  • Yahia Al-Sarraj, Associate Professor of Transportation, IUG
  • Tawfik Abu Shomar, Writer and political analyst
  • Hasan Owda, Businessman
  • Ibrahim AlYazji, Businessman
  • Walid Al Husari, Chair, Gaza Chamber of Commerce
  • Nael Almasri, Dentist
  • Wael El-Mabhouh, Political researcher
  • Rami Jundi, Political researcher
  • Ashraf Mashharawi, Filmmaker
  • Mohammad Alsawaf, Journalist
  • Hasan Abdo, Writer and political analyst
  • Kamal El Shaer, Political researcher
  • Omar Ferwana, Dean of Medicine Faculty, IUG
  • Iyad I. Al-Qarra, Journalist, Palestine newspaper
  • Musheir El-Farra, Palestinian activist and author
  • Khalil Namrouti, Associate Professor in Economics, IUG
  • Moein Rajab, Professor in Economics, Al-Azhar University – Gaza
  • Basil Nasser, Planning advisor
  • Hani Albasoos, Associate Professor in Political Science, IUG
  • Arafat Hilles, Assistant Professor, Al-Quds Open University
  • Imad Falouji, Head of Adam Center for Dialogue of Civilizations
  • Moin Naim, Writer and political analyst
  • Yousri Alghoul, Author
  • Mohammad Jayyab, Editor of Gaza Journal of Economics
  • Mousa Lubbad, Lecturer in Finance, Al-Aqsa University
  • Iskandar Nashwan, Assistant Professor in Accounting, Al-Aqsa University
  • Shadi AlBarqouni, Graduate Research Assistant
  • Adnan Abu Amer, Head of Political Department, Al-Umma University
  • Wael Al Sarraj, Assistant Professor in Computer Science, IUG
  • Said Namrouti, Lecturer in Human Resource Management, IUG
  • Khaled Al-Hallaq, Assistant Professor in Civil Engineering, IUG
  • Asad Asad, Vice Chancellor for Administrative Affairs, IUG
  • Hazem Alhusari, Lecturer in Finance, Al-Aqsa University
  • Shadi AlBarqouni, Graduate Research Assistant
  • Deya’a Kahlout, Journalist, Al-Araby newspaper
  • Raed Salha, Assistant Professor in Geography, IUG
  • Sameeh Alhadad, Businessman
  • Tarek M. Eslim, CEO, Altariq Systems and Projects
  • Sami Almalfouh PhD, Senior engineer
  • Fayed Abushammalah, Journalist
  • Fadel Naeim, Chairman of Palestine Physicians Syndicate
  • Zeyad Al-Sahhar, Associate Professor in Physics , Al-Aqsa University Sigue leyendo


Deja un comentario

El Consejo de Seguridad reclama un alto el fuego ‘inmediato e incondicional’ en Gaza

El texto aprobado resalta la “grave preocupación ante el deterioro de la situación”

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha reclamado “un alto el fuego humanitario inmediato e incondicional” en la Franja de Gaza, al tiempo que ha pedido a todas las partes que “lo acepten y apliquen en su totalidad”. Pero la milicia palestina Yihad Islámica, considerada como un grupo terrorista por Israel, ha afirmado que no pactará una tregua hasta que Tel Aviv ponga fin a su bloqueo contra la Franja de Gaza, al tiempo que ha sostenido que la ofensiva israelí contra el enclave supone un punto de inflexión en la lucha por la liberación de Palestina.

Sin embargo, se trata de un comunicado y no de una resolución, ya que el documento, presentado por Jordania, no ha sido sometido a votación por el momento. El representante jordano ante la ONU ha dicho que la votación podría tener lugar “cuando todos los países miembro crean que la resolución sería útil”.

El texto aprobado resalta la “grave preocupación ante el deterioro de la situación como resultado de la crisis en Gaza, así como por la pérdida de vidas civiles”, según ha informado la agencia Inner City Press.

“El Consejo de Seguridad reclama el respeto total al Derecho Humanitario, incluido la protección de la población civil, y reitera la necesidad de tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad, bienestar y protección de los civiles”, agrega.

Asimismo, pide a todas las partes que “hagan esfuerzos para lograr un alto el fuego duradero y respetado, basado en la iniciativa egipcia”, que fue rechazada la semana pasada por las milicias palestinas al considerar que era insuficiente.

Un total de 1.035 palestinos han muerto en el marco de la operación ‘Margen Protector’, mientras que el número de heridos supera los 6.200, según el balance oficial. Cerca del 80 por ciento de las víctimas son civiles, según los datos facilitados por Naciones Unidas.

Por otra parte, han fallecido 43 soldados y dos civil israelíes, así como un civil de nacionalidad tailandesa. La muerte de todos los soldados israelíes se ha producido después de la decisión tomada el jueves por el Gobierno israelí de iniciar una operación terrestre contra el enclave.

Alto el fuego

Mientras, la milicia palestina asegura que no pactará un alto el fuego mientras siga el bloqueo en la Franja de Gaza. “La actual resistencia llevará a ganancias significativas para el pueblo palestino, especialmente porque no creemos que Israel pueda luchar una larga guerra de desgaste ni soportar las pérdidas que ha sufrido en su incursión”, ha dicho el representante de la formación en Líbano, Abu Imad al Rifai.

“Debido a la naturaleza de la sociedad israelí, las víctimas entre los soldados siembran el terror en los corazones de los colonos”, ha agregado, en una entrevista concedida al diario libanés ‘The Daily Star’.

Asimismo, ha asegurado que “la coordinación entre las facciones palestinas incluye una cooperación militar y política”, antes de expresar su deseo de que la batalla “sea tomada en una dimensión nacional palestina”.

Al Rifai ha resaltado además que los milicianos palestinos han sido capaces de aguantar la ofensiva israelí por más tiempo del que el Gobierno puede defender políticamente la misma, al tiempo que ha prometido que habrá “sorpresas” en los próximos días, incluido el uso de aviones no tripulados.

Ver: Representantes palestinos e israelíes criticaron el documento de la ONU

Fuente: Telecinco – España

Sigue leyendo


2 comentarios

Político sudafricano: ‘Obama debe responder por el genocidio palestino’

El mundo debe hacer que el presidente de EE.UU., Barack Obama, responda por los barbáricos actos de genocidio cometidos por Israel contra el pueblo palestino, ya que pudo detenerlos pero no lo hizo, opina el exembajador de Sudáfrica en Cuba.

Tras el genocidio contra el pueblo palestino perpetrado por Israel y apoyado y no detenido por Obama, la comunidad internacional tiene la obligación moral de cuestionar el papel de liderazgo hipócrita y traidor de EE.UU. que ha conducido al imperialismo en el ámbito de la política internacional, escribe el político sudafricano, Phatse Justice Piitso en su artículo.

“Los pueblos del mundo no deberían continuar siendo simples espectadores cuando un puñado de líderes de las superpotencias están violando las leyes fundamentales que garantizan la paz y la estabilidad internacionales. La verdad es que el presidente Barack Obama tiene en su armario los cadáveres de los inocentes palestinos masacrados por el Estado racista y despiadado de Israel”, afirma Phatse Justice Piitso.

“Los poderes que le han sido otorgados al presidente de EE.UU. le permiten detener la carnicería del régimen de terror [israelí] y el homicidio de personas inocentes en los territorios ocupados de la Franja de Gaza. El Gobierno fascista de Israel es el puesto avanzado colonial de EE.UU., que llevó el imperialismo en Oriente Medio”, asegura el político.

Justice Piitso está convencido de que “la ofensiva terrestre y los bombardeos aéreos contra la población inocente en la Franja de Gaza por parte del régimen fascista de Israel, patrocinado por el Gobierno de Obama, son una declaración de guerra para las personas amantes de la paz en el mundo. De hecho, tiene unas consecuencias catastróficas sobre las posibilidades inmediatas de paz y estabilidad internacionales”.

Los horribles actos de genocidio por parte del Gobierno de Israel representan una violación sistemática de los derechos fundamentales de los palestinos, y Barack Obama debe responder por estas atrocidades y crímenes perpetrados contra la humanidad, porque los apoya y no quiere detenerlos, concluye el exembajador de Sudáfrica en Cuba.

Fuente: RT Actualidad

Sigue leyendo


Deja un comentario

Segando la hierba en Gaza

Mouin Rabbani

En 2004, un año antes de la desenganche unilateral de Israel de la Franja de Gaza, Dov Weissglass, la eminencia gris de Ariel Sharon, explicó el objetivo de la iniciativa a un entrevistador de Haaretz:“El significado del plan de desenganche es la congelación del proceso de paz… Y al congelar ese proceso, impides el establecimiento de un Estado palestino e impides también cualquier discusión acerca de las cuestiones de los refugiados, las fronteras y Jerusalén. En efecto, todo ese paquete llamado Estado palestino, con todo lo que implica, ha sido eliminado indefinidamente de nuestra agenda. Y todo ello con… la bendición presidencial [de EEUU] y la ratificación de ambas cámaras del Congreso… El desenganche es en realidad un formaldehído. Proporciona la cantidad de formol necesaria para que no pueda haber un proceso político con los palestinos.”

En 2006, Weissglass fue igual de franco respecto a la política de Israel hacia los 1,8 millones de habitantes de Gaza: “La idea es poner a los palestinos a dieta, no hacerles morir de hambre”. No hablaba de forma metafórica: más tarde se supo que el ministro de defensa israelí había dirigido una detallada investigación sobre cómo convertir esa visión en realidad, y así fue como se llegó a la cifra de 2.279 calorías por persona al día, alrededor de un 8% menos que un cálculo anterior porque el equipo investigador había originalmente olvidado tener en cuenta la “cultura y experiencia” a la hora de determinar las “líneas rojas” nutritivas.

No se trató de un ejercicio académico. Tras seguir una política de integración forzada entre 1967 y los últimos años de la década de los ochenta, la política israelí dio un giro hacia la separación durante la intifada de 1987-1993 y después hacia la fragmentación durante los años de Oslo. Para la Franja de Gaza, una zona del tamaño del Gran Glasgow, estos cambios supusieron una separación gradual del mundo exterior, restringiéndose cada vez más el movimiento de bienes y personas dentro y fuera del territorio.

Los tornillos fueron apretándose más y más durante la intifada de los años 2000-2005, y en 2007 la Franja de Gaza se encontró completamente sellada. Se prohibieron todas las exportaciones y sólo se permitía que entraran al día 131 camiones cargados de alimentos y otros productos esenciales. Israel controlaba estrictamente también qué productos podían o no podían importarse. Entre los artículos prohibidos estaba papel DIN A4, chocolate, cilantro, lápices de colores, mermelada, pasta, champú, zapatos y sillas de ruedas.

En 2010, al comentar esta premeditada y sistemática degradación de la humanidad de una población total, David Cameron describió la Franja de Gaza como un “campo de prisioneros” y –por una vez- no castró esta valoración subordinando su crítica a las proclamas del derecho de los carceleros a la autodefensa contra sus reclusos.

Se ha afirmado a menudo que la razón de Israel para la escalada de este régimen punitivo hasta nuevos niveles de intensidad era propiciar el derrocamiento de Hamas tras su toma del poder en Gaza en 2007. Esta afirmación no resiste un análisis serio. Eliminar a Hamas del poder ha sido en efecto un objetivo político de EEUU y la UE desde que el movimiento islamista ganó las elecciones parlamentarias de 2006, y sus esfuerzos combinados para socavarlo ayudaron a sentar las bases para el posterior cisma palestino.

Pero la agenda de Israel era diferente. Si hubiera tenido la determinación de poner fin al gobierno de Hamas, habría podido hacerlo fácilmente, especialmente en 2007, cuando Hamas estaba aún consolidando su control sobre Gaza y sin necesidad de revertir el desenganche de 2005. En cambio, vio en el cisma entre Hamas y la Autoridad Palestina una oportunidad para promover sus políticas de separación y fragmentación y desviar la creciente presión internacional para que pusiera fin a una ocupación que duraba casi medio siglo. Sus ataques masivos contra la Franja de Gaza en el invierno de 2008-2009 (la Operación Plomo Fundido) y en 2012 (la Operación Pilar de Defensa), así como innumerables ataques individuales entre ambas operaciones y después, eran en este contexto ejercicios en los que el ejército israelí se dedicaba a “segar la hierba bajo los pies”: debilitando a Hamas y fortaleciendo sus poderes de disuasión. Como han demostrado el Informe Goldstone de 2009 y otras investigaciones, a menudo con un detalle insoportable, la hierba se compone mayoritariamente de civiles palestinos no combatientes, atacados de forma indiscriminada por el armamento de precisión de Israel. Sigue leyendo


Deja un comentario

Noam Chomsky considera a EEUU “responsable de derramar sangre palestina”

Pic

Noam Chomsky lingüista y filósofo estadounidense de origen judío, ha acusado a Estados Unidos de ser el principal responsable de la matanza de la población palestina en la Franja de Gaza, en la reciente ofensiva militar emprendida por el régimen de Israel contra el enclave costero.

“EE.UU. brinda a Israel apoyo militar, político, diplomático e ideológico para la matanza de palestinos de una manera directa y explícita”, ha dicho el activista político en una entrevista exclusiva concedida a la agencia turca de noticias Anadolu, publicada el viernes.

El activista político ha subrayado que Washington debería ser reconocido como “responsable de derramar sangre palestina”, y ha arremetido contra el mundo y los organismos mundiales, como la Organización de Naciones Unidos (ONU), por cerrar los ojos ante la escalada de crímenes que comete a diario el régimen de Tel Aviv contra los civiles palestinos.

“Hoy en día, el mundo sólo actúa según sus intereses propios. EE.UU. apoya a Israel, de acuerdo con sus intereses estratégicos en la región. Además, a la ONU no le importa lo que está sucediendo en Gaza. Igual, la Unión Europea no se preocupa por lo que está pasando hoy en Gaza, mientras el mundo árabe está sufriendo una profunda división que le priva de la facultad de hacer cualquier cosa”, ha sostenido Chomsky.

Ha denunciado la actuación parcial de la ONU en relación a los acontecimientos que ocurren en el mundo, incluido en Gaza y ha explicado que esta instancia internacional no es un actor fuerte e independiente en el mundo de la política, sino que es un cuerpo que lleva a cabo los deseos de los países más poderosos del mundo.

Asimismo, ha hecho hincapié en que la masacre de civiles y el dolor y el sufrimiento de los palestinos en Gaza ha puesto de relieve que en el mundo no hay algo como una “comunidad internacional”, ya que es inútil esperar que esta haga algo para frenar la agresión israelí.

“El concepto de la comunidad internacional, no es más que un término vacío y sinsentido, un truco y una ilusión para la gente ordinaria”, ha subrayado. Chomsky, conocido crítico de las políticas extremistas del régimen de Tel Aviv, había acusado anteriormente a dicho régimen de “cometer crímenes que eran “mucho peor” que los perpetrados por el régimen nacionalista blanco en Sudáfrica”.

Al menos 1000 palestinos muertos y otros 5860 heridos es la cifra que ha dejado la ofensiva del régimen israelí, iniciada el 7 de julio, contra la Franja de Gaza, según las fuentes locales, citando al Ministerio de Salud del enclave costero palestino. Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.447 seguidores